Pin It

Widgets

Nicanor Parra se murió cuando le dio la gana, irreverente con todo

SANTO DOMINGO. Probablemente los poetas que irrumpen en el horizonte cambiando atardeceres y fundando elegías, tengan madera eterna.
El martes 21 de enero murió uno de esos. Tenía 103 años, en Las Cruces, Valparaíso. Cuando nació, en San Fabián de Al ico, el 5 de septiembre de 1914, le llamaron Nicanor. Nicanor Parra. Y más tarde tuvo una hermana llamada Violeta a la que Dios le dio un talento extraordinario para cantar. Pero Violeta murió hace años, aunque hay mucha gente que aún la recuerda. Y él, Nicanor, el antipoeta, apenas se acaba de ir a la eternidad.
Parra había estudiado matemáticas y física en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile tras lo cual se rajó a EE.UU. con una beca del Institute of International Education donde continuó su especialización, en 1943 .
Parra descubrió en 1952 su verdadero destino, cuando regresó a Chile y dos años después publicó su segundo poemario que lo haría famoso: Poemas y antipoemas.
Ese fue el libro que le dio estilo y definió su futuro, porque con este poemario desarrolló el concepto de “antipoesía” con el cual llamó la atención de los salones literarios, los liceos, las academias y los recovecos de las bibliotecas de América Latina.
Desde entonces, hacecasi 70 años, se convirtió en una de las figuras más influyentes de la literatura iberoamericana.
Aquel libro que abrió una manera distinta de ver la poesía, ganó el Premio del Concurso Nacional de Poesía del Sindicato de Escritores de Chile. 
También recibió el Premio Nacional de Literatura (1969), Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (1991), la Medalla Gabriela Mistral del Gobierno de Chile (1997), el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2001) y el Premio Miguel de Cervantes (2011), que viene siendo nuestro Nobel iberoamericano, el cual mereció, entre otros. Entre sus libros posteriores más importantes están: Cancionero sin nombre, Manifiesto y Cachureos, ecopoemas, guatapiques, últimas prédicas.
He aquí uno de sus anti-poemas:
“LA
POESÍA
MORIRÁ
SI NO
SE LA
OFENDE
hay
que poseerla
y humillarla en público
después se verá
lo que se hace”.
Para Harold Blum y otros escritores, era el mejor poeta del Occidente. Fue eterno perdedor del Premio Nobel.

Archivado en . Comentarios via RSS RSS 2.0

0 comentarios for Nicanor Parra se murió cuando le dio la gana, irreverente con todo

Facebook Blogger Plugin:Ayudadeblogger.com Enhanced by Grupodelecluse.com

Comentarios

MIS FAVORITOS

LAS MAS LEIDAS

noticias

2013 Línea Escritorio. All Rights Reserved. - Modificado por Ayudadeblogger