Pin It

Widgets

Sonata de otoño


Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo
Sonata de otoño
El famoso cineasta de origen sueco Ingmar Bergman fue un genio del séptimo arte. No hay obra dentro de su filmografía que pueda quedar fuera de la excelencia, y muchas de ellas, son verdaderos clásicos. Fue un artista destacado en resaltar la complejidad de los sentimientos del hombre como ente social y colocar sobre la mesa, todo tipo de temas relacionados con la complejidad de la conducta humana para fines de discusión y análisis.
Solamente habría que hacer un repaso a algunas de sus películas: “El séptimo sello” (1957); “Fresas Salvajes” (1957) “Persona” (1966); “Gritos y Susurros” (1972) y otras más que nos llena de satisfacción poder verla y analizarla. Como es el caso de la película a la cual le dedicamos este artículo, “Sonata de Otoño” la cual fue estrenada en el año 1978, y todavía actualmente, la película mantiene su vigencia como el primer día.
El filme trata la relación de una madre con sus hijas y el sabor amargo que su madre ha dejado en el alma de ellas; ya que prefirió dejar de lado a sus vástagos por el éxito y la fama profesional personal, hasta crear un abismo de pasiones, trayendo consigo una serie de traumatismo emocionales que muchas veces son peores que los físicos.
 Esta relación destructiva entre la madre y sus hijas, nuestro afamado director nos llevará por ese laberinto de aislamiento emocional que existe entre ellas, sobre todo la incapacidad de amar que algunas personas poseen dado ese narcisismo propio de la madre, donde crea un puente lejano que será difícil cruzarlo hacia el otro lado.
La trama de la película es la siguiente: Charlotte (Ingrid Bergman) es una pianista profesional que posee dos hijas. Una es Eva (Liv Ullman) que es la hija mayor y ha perdido a su único hijo ahogado en un accidente. La otra hija es Helena (Lena Nyman) que padece una enfermedad degenerativa, por lo que su hermana Eva ha tenido que hacerse cargo de ella. Un día se aparece su madre para visitar a Eva después de siete años de ausencia; pero no sabe que Helena se encuentra bajo el cuidado de su hermana.
De este encuentro saldrán a flote unas series de cuestionamientos de la hija hacia a la madre, y esta última tratando de defenderse. Es el rencor y el odio que se anida cuando Eva le manifiesta sentirse abandonada por su madre; por el hecho de ésta abandonarlas en busca de la fama y la gloria, en detrimento del cuidado afectivo de sus hijas, sobre todo de Helena por su condición de indefensa a causa de la enfermedad.
Charlotte (la madre) es una persona muy egocéntrica y trata de no manifestar sus emociones. Cuando ve a Helena, quien se encuentra recluida en la cama, la abraza con mucha frialdad ante la mirada de Eva; y esta última, llega a tener una conversación de desahogo hacia la madre. Porque si bien su progenitora  pensaba solo en ella, en conseguir la fama a través de sus conciertos de piano, es aquí cuando Eva le dice a su madre: “Es la desgracia de la hija el triunfo de la madre”?
Muchos líderes mundiales o personas con grandes famas, no son necesariamente buenos padres dado a ese narcisismo perenne dentro del corazón. Eso lleva a que sus vástagos posean grandes traumas que los llevan a vivir una vida atemorizada, convirtiéndolos en seres inseguros, frustrados y cargados de resentimientos.   
El director nos presenta un guion perfectamente bien estructurado y utiliza unos primeros planos para darle ese realce a las caracterizaciones, como forma de expresión de lo que se está diciendo. Es un excelente drama donde ambas actrices hacen gala de su capacidad histriónica llevadas de la mano de uno de los mejores directores del cine de todos los tiempos.  
“Sonata de Otoño” busca destacar las relaciones conflictivas familiares y las cicatrices que dejan en el alma producto de esas desavenencias.
A todos aquellos cinéfilos que gustan del buen drama, podrán deleitarse con esta película, e incluso hasta en los momentos de silencio de la misma, ya que existe el espacio de comunicarse entre ellas sin tener que decir una palabra, ante las miradas penetrantes entre la madre y su hija.
CURIOSIDADES

EXILIO. La película se rodó en Noruega debido a que Bergman se había exiliado de Suecia a causa de una acusación de evasión de impuestos.
DOBLAJE. En las escenas al piano de la actriz, a quien verdaderamente escuchamos interpretar es a la ex-mujer del director sueco, Käbi Laretei, una conocida pianista. También actúo como doble de cuerpo de la actriz en esa toma.
ENFERMEDAD. Supuso la última actuación de Ingrid Bergman en una película para el cine; ya que la actriz tuvo cáncer de mama y falleció producto de esta enfermedad el 29 de agosto del 1982 a la edad de 67 años.
ÚNICA. Cuando comenzaron a rodar las primeras escenas, el director dijo que la actriz había hecho una interpretación horrible de su personaje. Pero tras discutirlo con ella una sola vez, pasó a estar brillante.
PREMIACIÓN. La película fue galardonada con el Globo de Oro a la mejor película extranjera. Fue también candidata a dos premios Oscar, en la categoría de mejor actriz protagonista (Bergman) y al mejor guion original, aunque finalmente no obtuvo ninguno.

Archivado en . Comentarios via RSS RSS 2.0

0 comentarios for Sonata de otoño

Facebook Blogger Plugin:Ayudadeblogger.com Enhanced by Grupodelecluse.com

Comentarios

MIS FAVORITOS

LAS MAS LEIDAS

noticias

2013 Línea Escritorio. All Rights Reserved. - Modificado por Ayudadeblogger