Home » » Miriam Miente: Identidad local

Miriam Miente: Identidad local

Written By azua fm radio on domingo, 10 de marzo de 2019 | marzo 10, 2019


  • Miriam Miente: Identidad local
Pachico Tejada
Santo Domingo
Uno de los reproches más frecuentes que se le  hacen al cine de factura local es que los guionistas no toman historias de nuestro entorno, en un país en el que el folclore es riquísimo y en el que todo está por contar.
 Pero por suerte hay un grupo de jóvenes cineastas interesados en esos aspectos, no solo del dominicano, sino del ser humano, pero enmarcado, por un asunto de posición geográfica, en República Dominicana.
Natalia Cabral (Santo Domingo,1981) y Oriol Estrada (Capellades, 1983) son dos de ellos. Trabajan en conjunto como otros realizadores y con “Miriam miente” se embarcan en su primera experiencia en un largometraje de ficción.
En este, protagonizado por Dulce Rodríguez y Carolina Rohana, se interesan por un tópico que no es solo propio del dominicano, que es el clasismo y la discriminación por el color de la piel, pero que en nuestra población adquiere un matiz que puede estudiado desde diversos puntos. Esto en la mayoría de los casos por la falta de identidad que adolesce el dominicano, por no entender el mestizaje, y estar a medio camino de ser blanco y de ser negro.
 Y Cabral y Estrada han sabido llevar el tema a partir de la historia de Miriam (Rodríguez) una chica de 14 años, mulata, que tiene un novio cibernético que es negro, por lo cual, y gracias al entorno familiar y de amistad en el que ha crecido, lo rechaza.
Uno de los aspectos más relevantes de la cinta, escrita por la pareja de cineastas que en el pasado habían presentado los documentales “Tú y yo” (2014) y “El sitio de los sitios” (2016), es la forma en que va paso a paso mostrando las razones por las que una chica tan joven va construyendo en su mente los prejuicios de tipo racial y social que se convierten en parte de su forma de actuar. Un proceso que muchos de los nacidos aquí ha vivido sin siquiera haberse enterado.
 Todo ello contado con un estilo cerrado, en el que los planos generales son escasos (y no hay ninguna toma realizada con un dron sobre la ciudad, al ritmo de algún merengue, bachata o dembow, para que sepamos que el espectador sepa que estamos en Santo Domingo) y donde lo que está en cuadro (y salvo alguna voz fuera del encuadre) es lo importante, es decir el elemento humano.
Sin buscar preciosismo, salvo en las bellas escenas oníricas del buzo y Miriam en el fondo marino, con el sonido de la canción  “Cada vez más”, autoría de Rafael Solano e interpretada por Niní Cáffaro, las demás han sido hechas buscando la mayor realidad posible.
En eso han ayudado la natural actuación de todos, especialmente de las jóvenes Martínez y Rohana, convincentes en su rol de mejores amigas adolescentes, compinches de aventuras propias de su edad.
La película cuenta también con las actuaciones de Pachy Méndez, Vicente Santos, Margaux Da Silva, Ana María Arias y Frank Perozo.
Con “Miriam miente”, Natalia Cabral y Oriol Estrada, han realizado una obra con un tema propio de nuestra cultura, pero no exclusivo, y que ha sido bien visto en el exterior por los festivales internacionales por los que aún se mueve.
Ha recibido los premios Colón de Oro a la Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Huelva, Premio a la Mejor Dirección en el Festival Internacional de Cine de Punta del Este, el Premio al Mejor Guión de Película Española en el Festival Internacional de Cine de Gijón, el Premio Ecumánico del Jurado en el Karlovy V
Share this article :

No hay comentarios:

Publicar un comentario