Actores y actrices a los que echaron en alguna película

 EFE | Reportajes

El pasado mes de noviembre, Warner Bross anunció que Jonnhy Depp ya no formaba parte del reparto de la tercera entrega de “Fantastic Beasts”, en la que daba vida al villano Grindelwald.

 La compañía pidió la renu
ncia del actor tras conocer el fallo de un tribunal británico a favor de The Sun en el caso de difamación que Depp presentó contra el tabloide por llamarlo “maltratador”. Eso sí, su salida de la cinta no altera su salario, que cobrará íntegro.

Este es el más reciente, pero no es el único caso de actores que no llegaron a acabar o empezar proyectos. Estos son algunos ejemplos.

EDWARD NORTON.

El protagonista de “American History X” se había metido en el papel de Bruce Banner, también conocido como Hulk, en una película sobre el superhéroe de 2008. Pero cuando llegó la hora de reunir a los “Avengers”, el nombre de Edward Norton no estaba entre los elegidos.

“Nuestra decisión no está basada en factores monetarios, sino por la necesidad de un actor que encarne la creatividad y el espíritu colaborativo de nuestros otros miembros del reparto”, se leía en el comunicado de Marvel Studios.

“Fue una actitud defensiva de la compañía o algo similar”, dijo el actor al New York Times el año pasado, sobre esta comunicación.

MEGAN FOX.

La actriz estadounidense Megan Fox dijo a un medio de comunicación en 2009 que Michael Bay, el director al frente de “Transformers”, en la que había participado, era “como Hitler” y que era una pesadilla trabajar con él.

Después de hacerse eco de estas declaraciones, la productora Paramount Pictures borró su nombre de la siguiente película, “Transformes: Dark of the Moon”.

Fox dijo años más tarde que había sido uno de sus peores momentos de su carrera y achacó su actitud a la juventud.

“Pero sin eso, no habría aprendido tan rápido como lo hice. Todo lo que tenía que hacer era disculparme. Y me negué. Era tan moralista a los 23 años que no podía ver que era por un bien mayor. Realmente pensaba que era Juana de Arco”, dijo a la edición británica de Cosmopolitan en 2017.

RICHARD GERE.

El protagonista de “An officer and a gentleman” figuraba, en el papel de Chico, en la plantilla de “The lords of Flatbush”, de 1974, junto a Sylverster Stallone. Pero, finalmente, el actor no apareció en la cinta.

A diferencia de Fox, para Richard Gere los problemas de afinidad no eran con el director, sino con su compañero de reparto.

Ambos mantuvieron rencillas durante el rodaje y la tensión entre los dos actores llegaron al punto en el que solo podía quedar uno. En esta ocasión, fue Stallone.

RYAN GOSLING.

Ryan Gosling, el actor protagonista de “Blade Runner 2049”, no llegó a aparecer en el filme de 2009 “The lovely Bones” por una razón, según dijo, de peso. Literalmente.

El actor canadiense había sido elegido para meterse en la piel de Jack Salmon, el padre de la protagonista. Sin embargo, antes de comenzar a rodarla, Gosling fue sustituido por Mark Wahlber tras haber ganado peso.

En diciembre de 2010, el actor dijo al Hollywood Reporter que al director, Peter Jackson, no le encajaba su cambio físico.

Su subida de peso, aseguró, fue parte de la preparación del papel. “Teníamos una idea diferente de cómo debería verse el personaje”, dijo al medio.

Por lo visto debido a la envergadura del proyecto no se había comunicado mucho durante la preproducción con el director: “Simplemente aparecí en el set y me había equivocado”.

Fran Walsh, mujer y colaboradora de Jackson, dio una versión un poco diferente. Según Walsh, el actor les había dicho en un par de ocasiones que era demasiado joven para el papel y que, a pesar de que ellos le dijeron que podían envejecerlo, se dieron cuenta de que en realidad no estaba cómodo.

NATALIE PORTMAN.

En el caso de la protagonista y ganadora de un Óscar por “Black Swan”, su “despido” de “Romeo + Juliet”, de 1996, fue una cuestión de edad.

Natalie Portman, que por aquel entonces tenía 13 años, fue la elegida para dar vida a la joven de los Capuleto. Romeo era Leonardo DiCaprio que, en aquel entonces, había cumplido los 21.

Aunque la actriz ya tenía experiencia en cine, los responsables de la película vieron poco adecuada la relación ficticia entre ambos. Un chico de 21 años besando y enamorado de una niña de 13 era inapropiado.

“Era una situación complicada”, dijo Portman a un medio estadounidense. También señaló que se trató de una decisión mutua, “fue realmente decepcionante, pero no hubiera querido estar en la película y que quedara mal”, aseguró.

Publicar un comentario

0 Comentarios